Sobre Mí

¡Hola!

Yo soy Pedro Angel y es un verdadero placer para mí que hayas venido a visitar este portal maravilloso que he creado especialmente para ti.

Nací con la capacidad de poder conectar, ver y sentir los seres en los otros mundos espirituales. Sí, leíste bien, porque hay más de uno.

Ahora me da risa, pero te confieso que la primera vez que vi un espíritu tenía unos 7 años y del susto me quedé totalmente paralizado y confundido. 

Y ese fue solo el comienzo. Cada vez que sentía a alguien en mi habitación era casi siempre en la madrugada, así que corría a refugiarme en la cama con mi madre. 

Al poco tiempo descubrí que ella también tenía la habilidad para comunicarse con los espíritus y que su padre, mi abuelo, también la tenía.

Gracias a ésto, tuve la guía para entender lo que me sucedía y no sólo aceptarlo como un maravilloso regalo sino también desarrollarlo. Así que no, nunca sentí que estaba loco o que era raro porque mi madre me enseñó que poseer este “don” era absolutamente normal.

A los 12 años me podías encontrar hablando con los espíritus como si fuera lo más normal del mundo o escribiendo incansablemente sus mensajes con palabras que no eran las de un niño (Psicografîa). 

A los 14 años aprendí a interpretar las cartas del Tarot y no he dejado de hacerlo desde entonces. Eso sumado con sueños, visiones y corazonadas que siempre han sido parte de mi vida cotidiana.

Recién acababa de cumplir 18 años cuando llegó el momento más duro y doloroso de mi vida, la muerte de mi madre. Sin embargo, al día siguiente de su partida tuve la dicha de que viniera a visitarme y me contara como había sido su “despertar” en el otro lado.

Es imposible como seres humanos evitar el sufrir la pérdida de nuestros seres amados aún cuando sabemos que la muerte no es el final y yo no fui la excepción. Aunque ya han pasado más de 20 años la extraño cada día de mi vida y lo seguiré haciendo, pero es reconfortante saber que no será para siempre.

Te cuento todo esto amig@ mí@ para confirmarte que jamás estarás solo y que la vida no termina con la muerte.

“Nacer y morir no son más que el comienzo y el final de tu viaje por este planeta”

Todos tenemos un tiempo en la Tierra y cuando éste se vence llega la hora de regresar a nuestro verdadero hogar, en donde no existe ni el miedo ni el dolor.  Es la mente humana la que al nacer te venda los ojos con un velo invisible que no te deja ver la realidad, sino un espejismo de ella.

Y esa es parte de mi misión. Ayudarte a recordar.

No se trata de “descubrirte” o “conocerte” a ti mismo, como dicen todos; sino de recordar que eres más que un cuerpo y que tu esencia es universal.

Y es precisamente eso lo que quieren tus ángeles. Que recuerdes a través de sus mensajes que no estás solo y que todas las cosas de este mundo son pasajeras y es por eso que no vale la pena que sufras. Porque eres un ser eterno y en su momento te volverás a reencontrar con tus seres amados que ya no están para celebrar la vida, la de verdad.

“El Eco de los Mundos” es un puente que me da la posibilidad de compartir mi luz contigo y que a su vez  te hará más fácil la comunicación con las energías del universo, para que sanes tu existencia e ilumines con tu propia luz al mundo.

Recuerda, estás “siendo” humano para poder estar aquí  en esta dimensión, pero eres mucho más que tu cuerpo.

Tú, la luz, el amor y la eternidad son la misma cosa y no morirás nunca.

Gracias y bendiciones.

           

¡Gracias y Bendiciones!

Sígueme en mis redes sociales

Scroll to Top